Síguenos...


Facebook

Twitter
Instagram

Youtube

Categorías

Juguetes sexuales y salud

El mundo de los artículos eróticos está traspasando la línea del juego e involucrándose cada día más en la salud. Más allá de las sensaciones placenteras que puedan generar entre los usuarios, los juguetes para adultos tienen aplicaciones concretas para la salud física y mental de las personas, según aseguran los responsables expositores en el Festival de Cine Erótico de Barcelona (FICEB).

Amantis, especialista en artefactos para el disfrute sexual y el juego erótico comenta sobre las cinco familias de juguetes eróticos relacionadas a su entender estrechamente con la salud.

Oscar Ferrani, experto asesor y portavoz de la empresa, indica que las ergonomías, el control eyaculatorio, el fortalecimiento del suelo pélvico así como el correcto uso de aceites y lubricantes, son temas específicos en los que hombres y mujeres deben tomar conciencia para mejorar o disfrutar aún mas de su sexualidad.

 

Este experto en juguetes sexuales comenta cada producto al tiempo que glosa los efectos que, a su juicio, tendría su utilización para la salud:


- Juguetes ergonómicos con punta curveada para Punto-G:

“El denominado punto G ha estado presente desde las culturas ancestrales, y no sólo la mujer posee este centro neurálgico de placer”, asegura Ferrani, "los hombres también lo tienen. Se sitúa junto a la próstata y se le conoce como Punto P. “Existen líneas de juguetes específicas diseñadas para aprender a localizar dichos puntos con facilidad. Estos artículos, al aplicar el estímulo necesario en cada persona y complementado con una respiración adecuada, les ayudan a alcanzar un intenso orgasmo.

 

Además de su uso para la autosatisfacción, puede ser empleado para el placer de la pareja,” lo que proporcionará claves a la media naranja sobre qué se debe y qué no se debe hacer en tan codiciada búsqueda”, comenta.

 

- Masturbadores masculinos para control eyaculatorio:

"La falta de control eyaculatorio", dice Ferrani, "responde en buena parte a la falta de información sobre la respuesta genital masculina, sus fases y la musculatura de la zona pelviana. “En este aspecto, existen juguetes que facilitan las claves para descubrir el juego de músculos implicados, fundamentalmente los denominados Kegel masculinos, y así poder fortalecerlos. Al tomar conciencia de ellos, explica, se podrá controlar la tensión y distensión, aprendiendo a adelantarse al punto de no retorno (en el que la eyaculación se presenta inminente e incontrolable) para poder cambiar el ritmo y/o ángulo de penetración a tiempo".

 

Mientras mayor sea la tonificación y control de esta musculatura, según Ferrani, aumentará la capacidad de manejo "hasta el punto de lograr inhibirla o sincronizarla con la pareja". Para este fin, o para la simple autosatisfacción masculina, existen juguetes que permiten ejecutar distintas tablas de control eyaculatorio, familiarizar la conciencia con las distintas fases que desencadenan la eyaculación y aprender los innumerables ritmos y preferencias de cada cual.

 

- Bolas chinas, para el fortalecimiento de la musculatura vaginal:

Cada día es más frecuente que los especialistas en salud femenina se refieran a lo necesario que es fortalecer el denominado suelo pélvico. Estos músculos vaginales, denominados como Kegel femeninos, no sólo juegan un papel clave en la respuesta sexual de cada individuo -hombres y mujeres- si no que sostienen gran parte de los órganos de la zona del tórax.

De acuerdo al orientador, existen innumerables artículos cuyo objetivo reside en muscular dicha zona. “Un suelo pélvico bien tonificado ayuda a lograr orgasmos más intensos y encadenables, mayor control de los esfínteres, mayor recorrido de presión vaginal y notabilísima mayor velocidad de recuperación tras dar a luz”, comenta Ferrani.

 

-Lubricación y masaje, las fórmulas adecuadas para cada caso:

“Ojo que el aceite no es lubricante”, sentencia Ferrani, "Los aceites son de uso externo, aptos para la piel, no para usarlos con artículos eróticos". "Uno de los errores más frecuentes en los que incurren los usuarios", explica, "es el uso incompatible de un lubricante con el material de fabricación del artículo que puede dañar al juguete y/o al usuario".

 

Para este experto en juguetes eróticos, actualmente se puede encontrar una muy amplia variedad de fórmulas para lubricaciones de todo tipo en función del uso que vaya a dárseles: aceites aptos para masajear la piel, distintos tipos de lubricaciones; diferencia entre las denominadas “bases de agua” y sus infinitos complementos como efecto calor, frío, dilatador, sabores, enriquecidos con vitaminas, ginseng... con sus recomendaciones para su correcto uso y posibles contraindicaciones.

Recomendación: Los juguetes eróticos son de uso personal, deben almacenarse en forma separada o envueltos en tela, alejados de la luz y sin pilas. Utiliza el lubricante adecuado para cada juguete y jamás uses un aceite como lubricante.

 

 

Fuente: Hoymujer.com