Síguenos...


Facebook

Twitter
Instagram

Youtube

Categorías

Eyaculación precoz, tratamientos naturales

 

 Productos para tratar el problema en nuestra tienda, clic aqui

Concepto de eyaculación precoz

La mayoría de los especialistas definen a la eyaculación precoz como la falta de control eyaculatorio a tal punto que interfiere con el bienestar sexual y emocional de uno o ambos amantes.

 

Epidemiología sobre la eyaculación precoz

Cerca del 75% de todos los hombres experimentarán, una vez en sus vidas, una eyaculación precoz, mientras que la tasa de prevalencia de la eyaculación precoz como un trastorno clínico se sitúa mundialmente en aproximadamente el 30% de los hombres.

 

Otros trastornos de la eyaculación incluyen:

 

  • Eyaculación retardada— la respuesta eyaculadora toma demasiado tiempo, si es que viene.
  • Eyaculación retrógrada— el semen fluye de la próstata hacia la vejiga en vez de dispararse por el pene.
  • Orgasmo seco— orgasmo inhibido en hombres.

 

Causas de la eyaculación precoz

En una relación sexual normal, la excitación en el hombre aumenta progresivamente hasta la fase llamada "meseta", disfrutando de su placer sexual hasta el momento que de forma voluntaria llega al clímax. El eyaculador precoz no puede permanecer en la fase de "meseta", sino que existe una excitación rápida y una eyaculación involuntaria y temprana. En muchos casos, la eyaculación precoz es un signo de una afección psicológica (ansiedad, nerviosismo, etc.) o emocional (culpabilidad, angustia, etc.) y en pocos casos es debido a un trastorno anatómico o fisiológico.

 

Causas orgánicas

La eyaculación precoz puede ser consecuencia de infecciones urogenitales de la uretra posterior y de la próstata, así como de alteraciones de tipo neurológico, trastornos degenerativos, alteraciones vasculares, fármacos (antidepresivos, antihipertensivos, estimulantes y antigripales -que contienen pseudoefedrina), desequilibrios hormonales y todas aquellas enfermedades que alteran los mecanismos reflejos de la eyaculación.

 

Tratamiento

Dependiendo de su severidad, la eyaculación precoz puede ser reducida considerablemente. Los tratamientos para los casos más leves se enfocan en entrenar gradualmente al paciente, mejorando su condicionamiento mental al sexo y el control de su estímulo erótico.[14] En casos clínicos, se han presentado fármacos que retardan o eliminan la disfunción sexual. En contados casos se apela a la cirugía (neurotomía selectiva)

 

Tratamientos naturales:

 

Técnicas para controlar la eyaculación precoz

 

 

 

 

 

Wikipedia
Disfunciones Sexuales.com