Síguenos...


Facebook

Twitter
Instagram

Youtube

Categorías

POSICIONES SEXUALES PARA LOGRAR UN ORGASMO

El kamasutra es la bíblia del sexo ideal para conocer nuevas posturas sexuales. Para que la mujer llegue al orgasmo, la penetración profunda puede ayudar, ya que consiste en que la base del pene llegue hasta encajar con la pared de la vagina. Este tipo de penetración permite que la mujer llegue al orgasmo más rápido y de manera más intensa ya que consigue estimular el punto G femenino.

Para la penetración profunda se pueden hacer movimientos largos que ocurren cuando se realizan después de una penetración superficial y se llega directamente hasta el cuello del útero, o movimientos cortos y profundos, que se realizan cuando el pene ya se encuentra dentro del cuello uterino y el hombre lo retira hacia atrás, pero pocos centímetros.

Existen varias posturas que os permitirán mejorar la penetración profunda para poder gozar al máximo de vuestras relaciones sexuales. A continuación, os proponemos tres de ellas.

Postura Misionero

postura sexual el misionero

La clásica postura un poco versionada. La mujer está acostada en la cama y coloca las piernas encima de los hombros del hombre mientras éste la penetra de pie o sentado. La mujer se puede colocar un cojín en su espalda para conseguir una mayor inclinación y elevar así la pelvis, cuando más arriba estén las piernas, más lejos llegara el pene. Esta postura permite una penetración más profunda ya que el hombre alcanza el punto G.

Postura Perrito

postura sexual el perrito

La clásica postura en la que la mujer se mantiene de cuatro patas es ideal para una penetración profunda ya que también permite estimular el punt G femenino. En esta ocasión la mujer puede controlar la penetración con los movimientos de cadera. Para conseguir una mayor penetración la mujer deberá exagerar el arco de la espalda para conseguir que las caderas se respinguen al máximo.

Postura El sometido

postura sexual el sometido

Es una de las mejores posturas para conseguir una penetración profunda. Consiste en que el hombre se acueste boca arriba y que la mujer se coloque encima, pero en vez de mirar hacia él, se coloque dándole la espalda. Con esta posición la mujer tiene la total libertad de controlar los movimientos y a la vez el hombre podrá masajear su clítoris para lograr un mayor orgasmo.

Fuente: Nosotras.com